Concurso de Acreedores


Cuando el volumen de deuda es muy grande y siempre que no sea posible llegar a otro tipo de soluciones, desde nuestra empresa le aconsejaremos que ponga en marcha el mecanismo que la legislación española establece para el pago ordenado de las deudas, conocido como procedimiento concursal.

Este procedimiento está pensado por el legislador para que las empresas puedan organizar los pagos y tiene como objetivo primordial proteger a la empresa del cobro separado de los créditos que hiciese inviable la continuidad de la actividad y el pago satisfactorio a todos los acreedores.

Muchos empresarios no acceden a esta herramienta legal por el miedo a la complejidad del proceso y al daño que a la imagen propia y de  empresa que pueda causarle dicho procedimiento. El retraso en ejercer el derecho a poner en práctica esta medida de salvaguarda del patrimonio de la sociedad puede conllevar graves perjuicios para la viabilidad e incluso responsabilidades civiles y penales para los administradores.

Desde PUNTO BASE ofrecemos nuestra gestión en todo el procedimiento y la preparación de toda la documentación para la presentación en el juzgado.

También el asesoramiento jurídico necesario para salvaguardar los intereses de la empresa y del administrador y la realización de cuantas labores de gestión operativa, empresarial, jurídica y técnica sean necesarias para que dicho proceso pueda llevarse a cabo de una manera satisfactoria.

Solicitar información